Basta de matar cristianos

O P I N I Ó N  |  Silbo apacible  |  por Guillem Correa, pastor en Barcelona y secretario general del CEC  |

Basta de matar cristianos por razón de su fe. Es una realidad que la Iglesia casi siempre ha sido perseguida en uno u otro lugar de este mundo de manera más abierta o de forma más subterránea.
Lo que sorprende de la situación actual, por diferente y más teniendo en cuenta el siglo en el que vivimos, es que se ha vuelto a las matanzas colectivas.
Lo que aún sorprende más es la pública ostentación que se ha hecho de estas matanzas, sin ningún pudor sino todo lo contrario.
La disyuntiva de huir o morir por mantenerse firmes en la fe es una disyuntiva dramática, se mire por donde se mire.
Y ésta es la decisión que han tenido que tomar nuestros hermanos y nuestras hermanas víctimas de una cruel guerra.
Dicen los periódicos que los milicianos del Estado Islámico marcan con una “N”, de nazareno (seguidores de Jesús, el Nazareno), las Iglesias y las casas de los cristianos. Esta marca significa que estos edificios ya son propiedad del nuevo Estado Islámico.
Como muestra de solidaridad son muchas las personas, cristianas y no cristianas, que se han identificado con esta letra, “N”, y se la han hecho suya.
La han replicado en la red y por todas partes hacer visible a nuestros hermanos y a nuestras hermanas que no están solos.
Es por esta razón que hoy quiero volver a confesar que yo también soy nazareno, “N”, seguidor de Jesús, el Nazareno.

Noticias relacionadas:

Los comentarios han sido cerrados.