El dia después

Recogemos aquí las interesantes valoraciones que los responsables de algunas de las entidades convocantes del Culto Unido de Acción de Gracias nos han hecho llegar. Cada uno pone el acento en uno u otro concepto, sin embargo todos dan a entender que el culto fue de bendición.

Jaume Llenas, secretario general de la Alianza Evangélica Española (AEE):
Puedes ver el vídeo (en catalán) con el que saludó a los asistentes y en el que comparte sus vivencias en el Festival de la Esperanza celebrado en Islandia el pasado año.

Juan Martínez Balaguer, presidente de la Asociación de Ministros del Evangelio de Cataluña (AMEC):
En primer lugar dar gracias a Dios por la buena participación de todos los asistentes, teniendo en cuenta que un culto de acción de gracias siempre debe estar presente en nuestras vidas y más aún teniendo motivos para ello:
- Por estar unidos celebrando el culto.
- Por el reconocimiento a personas que por su labor y servicio al Señor lo merecen.
- Por el testimonio de un pueblo agradecido a Dios.
Resaltaria la predicación que estuvo de acuerdo al tema general, así como el entusiasmo con que se nos inspiró para organizar y celebrar el Festival Solidario de la Esperanza con la Asociación Billy Graham, y el buen hacer de los músicos.

Guillem Correa, secretario general del Consejo Evangélico de Cataluña (CEC):
“Creo que el Culto Unido de Acción de Gracias ha sido de nuevo una muy buena oportunidad para reunirnos. Cuando en Cataluña hay cerca de 700 Iglesias Evangélicas, celebrar este tipo de actos es una necesidad creciente para fomentar la unidad de la Iglesia. Este año, además de entregar las Medallas del Consejo, se presentó el Festival Solidario de la Esperanza  que tendrà lugar, en la voluntad del Señor,  los primeros días del mes de mayo del año 2015. Este será un acontecimiento muy importante que debemos difundir y que este Culto fue una magnífica ocasion para empezar a hacerlo.”

Emanuel Ferradura, presidente de la Confraternidad de Ministros del Evangelio de Cataluña (COMEC):
Estamos viviendo nuevos tiempos que nos llevan al propósito eterno de Dios: Que la Iglesia de Jesús sea una para que el mundo crea que somos Sus discípulos y Él reciba mayor gloria.
En el Culto Unido de Acción de Gracias fue bien visible que, aún dentro de la diversidad, el pueblo de Dios no sólo estuvo unido, sino que también imperó la armonía; esto nos anima a seguir conquistando lo que Jesús ya ganó en la cruz para Su iglesia.
Dios cuenta con cada uno de nosostros para estoa hora donde todos somos necesarios como parte de esta gran familia espiritual. Cataluña y todos los pueblos nos necesitan porque somos pueblo de Dios.”

Noticias relacionadas:

Los comentarios han sido cerrados.