Derrama extraordinaria

El Consejo Evangélico de Cataluña pedirá una derrama extraordinaria y única a sus entidades a fin de poder hacer frente a la crisis económica en la que se encuentra.
Tal y como todo el mundo recordará, el Consejo Evangélico vio cómo en el transcurso del año 2012 le eran recortadas prácticamente la totalidad de las subvenciones que había recibido hasta ese momento.
El recorte aplicado no fue un porcentaje sobre la cofinanciación recibido, sino que fue un recorte del cien por cien.
Por esta razón, entre otras medidas, hubo que cerrar la Oficina Técnica de este Consejo.
El año 2013 se ha aplicado la misma política de cofinanciación cero por parte de la Dirección General de Asuntos Religiosos de la Generalidad de Cataluña.
Y también esta política, tal y como se hizo el año anterior, se ha aplicado a todas las confesiones religiosas con convenios de cooperación con la Generalitat, excepto a la Iglesia Católica que es objeto de un trato diferenciado por parte de la Estado.

Noticias relacionadas:

Los comentarios han sido cerrados.