Aparente contradicción

R E F L E X I Ó N  |  por Fidel Caralt, pastor en Sant Joan Despí y miembro del Secretariado del CEC  | 

“Todo el que quiera salvar su vida, la perderá; y todo el que pierda su vida por causa de mí y del evangelio, la salvará, porque ¿de qué le aprovechará al hombre ganar todo el mundo, si pierde su alma?”  Marcos 8:35-36

Éxito es la palabra de moda. Todo el mundo quiere tener éxito. Ser famoso, conseguir triunfar en la vida y poder aprovecharla hasta el último aliento que nos quede. La vida es corta y hay que aprovecharla. Son cuatro días, diría aquel. Vivimos como si no hubiera más allá, como si todo tuviera que terminar aquí.

Jesús nos plantea un punto de vista muy diferente. Para él sí que hay un más allá. Él nos habla de saber administrar correctamente nuestro hoy y futuro inmediato. Nos dice que depende de la inversión que hacemos aquí, así nos irá después de esta vida.

Jesús nos plantea una aparente contradicción: el que quiera salvar su vida, la perderá. Y es que ¡cuántas personas piensan que la mejor manera de aprovechar la vida es entregarse a los placeres de este mundo, y gastar todo el tiempo y el esfuerzo necesario para lograr ser felices, pero a su manera! En sus planes no entra Dios. Una gran mayoría de nuestra sociedad ha dejado de lado a Dios. Han dejado de creer en él.

¿Por qué perder mi tiempo y esfuerzo en seguir el camino que me propones si al final no hay nada? alguien me preguntará. Claro, seguir a Jesús y su evangelio es dejar atrás muchas cosas de este mundo que no nos convienen, aunque también es encontrar muchas otras que llenarán realmente nuestra vida. Mi respuesta será: ¿Y si al final te encuentras con Dios, para ser juzgado, y todo lo que te han dicho es verdad? Entonces, ¿qué pasará contigo? Lo habrás perdido todo.

Como dice aquel antiguo himno:
Perder los bienes es mucho,
Perder la salud es más,
Perder el alma es pérdida tal
Que no se recobra jamás.

Pero si tienes esa valentía de dar un paso de fe y confiar plenamente en Cristo, dejando de lado todo lo que te lo impide, si eres capaz de perder, reconociendo tus pecados, para seguir a Jesús, entonces serás salvado.

Conocer a Cristo es encontrar sentido a la vida, porque cuando nos reconciliamos con Dios empezamos a entender por qué estamos aquí, hacia dónde vamos y de dónde venimos.

 

Noticias relacionadas:

  • R E F L E X I Ó  |  per Fidel Caralt, pastor a Sant Joan Despí i membre del Secretariat del CEC  ...

  • R E F L E X I Ó N  |  Fidel Caralt, pastor en St. Joan Despí y colaborador del programa 'Néixer ...

  • R E F L E X I Ó N  |  Fidel Caralt, pastor en  Sant Joan Despí y miembro del Secretariado del CE ...

  • O P I N I Ó N  |  Silbo apacible  |  por Guillem Correa, pastor en Barcelona y secretario genera ...

  • O P I N I Ó N   |  Silbo apacible  |  por Guillem Correa, pastor en Barcelona y secretario gener ...

Los comentarios han sido cerrados.