17 de octubre, contra la pobreza

O P I N I Ó N  |  Silbo apacible  |  Guillem Correa, pastor en Barcelona y secretario general del CEC  |

El 17 de octubre es el día internacional contra la pobreza. Es el día que se  ha escogido para hacer más visible la situación de los menos favorecidos de nuestra sociedad. A pesar de que mucha gente se esfuerza por desacreditar las fechas señaladas como días internacionales, yo creo que son una oportunidad que hay que aprovechar para defender causas que aún hay que defender.
No es cierto que nada cambiará con la celebración de este día. ¡Seguro que habrá  cambios! Lo que no conseguiremos será resolver el problema. Pero lo que sí está en nuestras manos es que cada uno de nosotros, y mucha gente más, haga un gesto personal para contribuir a paliar situaciones de pobreza.
La mayoría de la gente no puede comprometerse de manera permanente a luchar contra la pobreza pero todos, o casi todos, pueden comprometerse a hacer un gesto para enderezar una determinada situación.
Éste es el gesto que ahora nos hace falta.
Un gesto que llegue a una familia, a una persona, a un colectivo determinado o a una ONG de acción social. Si es posible de las medianas o de las pequeñas porque hacen/hacemos un buen trabajo, pero pasando totalmente por el anonimato.
Pagar un recibo de la luz a quien no lo puede pagar, llenar una vez la cesta de la compra de una familia, pagar durante un mes el comedor escolar de una niña, hacer una donación a una ONG de acción social, dar dos horas de voluntariado a la semana, hacer compañía a una persona de la tercera edad o ayudar al aprendizaje de la lengua a un recién llegado o a una recién llegada.
Éstos son algunos de los muchos gestos que necesitamos.
Y necesitamos multiplicarlos por cien. Aún mejor: multiplicarlos por mil. Y mejor aún: multiplicarlos por miles de miles.
Se trata de hacerlo una vez y de animar a otros a hacerlo.
Se trata de canalizar tu indignación por todo lo que está pasando haciendo un gesto, una acción, tomando una iniciativa.
Es el gesto, es la multiplicación del gesto, es el apoyo a tantas y tantas entidades medianas y pequeñas que si no las apoyamos socialmente acabarán ellas, y las personas que atienden, colgando el cartel de “Cerrado”.
Ya han cerrado suficientes entidades sociales, ya han quedado suficientes personas desatendidas, ya se ha llorado lo suficiente debido a la impotencia por no poder hacer nada más.
Ahora hay que reivindicarnos.
No reivindicarnos a nosotros mismos, sino reivindicar el hecho de la acción. Con aportaciones concretas, pequeñas, al alcance de todas las manos en favor de aquellos a los que siempre les toca perder.

¿Quieres hacer un gesto contra la pobreza tú también?

Noticias relacionadas:

  • O P I N I Ó N  |  Silbo Apacible | Guillem Correa, pastor en Barcelona y Secretario General del ...

  • O P I N I Ó N  |  Silbo Apacible  |  por Guillem Correa, pastor en Barcelona y secretario genera ...

  • O P I N I Ó N  |  Silbo apacible  |  Guillem Correa, pastor en Barcelona y secretario general de ...

  • OPINIÓN | Silbo apacible | por Guillem Correa, pastor en Barcelona y secretario general del CEC ...

  •  5.502 personas atendidas por Iniciativas Solidarias Que podamos atenderlas en 2012 depende d ...

Los comentarios han sido cerrados.